Invierno , de Pere Gimferrer


"Precisa cual la escarcha, noche estricta,
Árboles: alegorías del camino.
La luz, cuajada, este silencio dicta.
Mi ser todo renuncia a su destino."

                                             

Gabriela Mistral. Tiempo

   "      Tiempo

            Amanecer


                                                                                                                                                       Foto de Pepa
 Hincho mi corazón para que entre              
como cascada ardiente el Universo.
El nuevo día llega y su llegada
me deja sin aliento.
Canto como la gruta que es colmada
canto mi día nuevo.

Por la gracia perdida y recobrada
humilde soy sin dar y recibiendo
hasta que la Gorgona de la noche
va, derrotada, huyendo.

            Mañana

Es ella devuelta, es ella devuelta.
Cada mañana la misma y otra.
Que lo esperado de ayer y siempre
ha de llegar esta mañana:
Mañanas de manos vacías,
que prometieron y defraudaron.
Mirar abrirse otra mañana
saltar como el ciervo del Este
despierta, feliz y nueva,
vívida, alácrita y rica de obras.

Alce el hermano la cabeza
caída al pecho  y recíbala.
Sea digno de la que salta
y como alción se lanza y sube
alción dorado que baja cantando
¡ Aleluya, aleluya, aleluya!

        Atardecer


                                                                                                                              Foto de Pepa
 Siento mi corazón en la dulzura                      
fundirse como ceras:
son un óleo tardo
y no un vino mis venas,
y siento que mi vida se va huyendo
callada y dulce como gacela.

        Noche

Las montañas se deshacen,
el ganado se ha perdido;
el sol regresa a su fragua:
todo el mundo se va huido.
                                                          
Se va borrando la huerta,
la granja se ha sumergido
y mi cordillera sume
su cumbre y su grito vivo.

Las criaturas resbalan
de soslayo hacia el olvido,
y también los dos rodamos
hacia la noche, mi niño."
                                          Del libro "Lagar"

Matisse. La danza (inacabada)

" La danza (inacabada) representa una etapa muy importante en el camino seguido por Matisse, de los que no tardarían en surgir diversas obras, entre ellas numerosas aguadas reccortadas.Según el mismo Matisse, este cambio de proporción fue uno de los efectos del viaje a Tahití, como señala Georges Duthuit: "La soltura con que Matisse se movía entre formas de proporciones muy superiores a las humanas fue fruto de su breve estancia en Oceanía [...]Atribuía su capacidad para esbozar y manejar las formas formas grandes sin que el espectador advirtiese sus dimensiones a las largas horas que pasó contemplando los enormes cocoteros en un cielo que desbordaba sobre ellos inmensidad, en el paisaje plano de las lagunas""


Dice Matisse: " no necesito calentarme; he caminado sobre elementos vivos"
" hacía tiempo mucho tiempo que llevaba esta danza dentro de mí; la había representado ya en la "La alegría de vivir", después en mi primera composición de grandes proporciones [...] Estaba dentro de mí como un ritmo que me llevaba"
Estas tres creaciones de gran formato pueden parecer evocaciones de la Edad de Oro a través de unos cuerpos progresivamente depurados de toda caraterística anecdótica.


" Sobre todo , tenía que dar la idea de la inmensidad en un espacio limitado. Por esta razón recurrí a figuras que no siempre aparecen enteras, la mitad de ellas queda fuera...[...] Entrego un fragmento y arrastro al espectador mediante el ritmo, le obligo a seguir el movimiento de la fracción que ve, de forma que adquiere la sensación de la totalidad"
                                                                            del libro "Matisse, recortes" Xavier-Gilles Néret

Philippe Jaroussky - Vedro con mio diletto

Antonio Gamoneda

Esta tejida con azul la noche

"Está tejida con azul la noche
aún crepuscular. La lengua roja
enciende su perfil.
Salgo al silencio
y penetro la vida de las cosas
y no sé si el centeno es la hermosura
o es la sed la verdad
En esta hora
de secreta extensión, cuando no ciega
mis sentidos la furia luminosa
de resol cereal, y están creciendo
el zureo nupcial de las palomas,
los pájaros ocultos, la paciencia
de los robles, aún, salgo a los huertos
y me busco en las aguas y en las sombras"
                                                          Del libro "Pasión de la mirada"



"Estoy desnudo ante el agua inmovil. He dejado mi ropa en el silencio de las últimas ramas.


Esto era el destino:
llegar al borde y tener miedo de la quietud del agua."




"Es la luz esta sustancia  que atraviesa los pájaros?
En el temblor del sílice se depositan cuarzo y espinas
pulimentadas por el vértigo. Sientes
el gemido del mar. Después,
frio de límites"
                                         A. Gamoneda del libro "Libro del frío"

Clara Janés

"Surgió del hueco, sorbió el aire y se revistió de
blancura. Modificó el sentido de las olas y las posiciones, dejó ver la piel de la tierra y el vacío imperioso
del centro resonante, propenso al colapso y la
desesperación."
                        ____________
"Preso de inquietud, observaba el silencio de la flor, aterida por la rigidez de la línea y
acechaba el peso del pensamiento"
                     ____________                                                                 Foto de  Koji Fujita                                      
" No está desnuda la piedra, alberga un signo, vesti-
dura de lo sutil. Por ello es ya dual. El espíritu  de
las palabras la llena de fuerza y la impulsa al vuelo.
E inmóvil gira por la soledad oscura, pero retiene
sus ecos"
                                 del libro "Variables ocultas" ed. Vaso roto

Huellas

Vibra en serena calma
el agua en las hojas.
Luce el brillo
en los pasos andados.    
Huellas ensimismada
dejo en el pensamiento.

Emil Nolde. El mar

" En el otoño de 1910 inicia, Nolde, en Alsen, instalado en su estudio
junto a la playa, una secuencia de 14 marinas otoñales a las que el año
siguiente pone punto y final con otras seis creaciones. No se trata a este
respecto de variaciones de una misma imagen ni de una secuencia planificada,
sino de obras independientes de carácter propio y diversa índole
inspiradas por el espectáculo que a diario desarrollaba ante sus ojos.


" A través del  ventanal, la vista vagaba libremente sobre el mar y no se veía nada que no fuera
el mar y las nubes" recuerda en su autobiografía.


Lo que estas imágenes tienen en común es, además de la singularidad del motivo, es una factura inquieta y
apasionadamente revuelta, así como su configuración cromática.
Las caracteriza una multitud de graves y profundos azules, y coloridos morados,y blancos y un amarillo
frio, vigorosos naranjas y rojos fogosos alcanzando un alto grado de abstración"





"Nolde conoce el mar como ningún otro artista anterior a él conocido, escribe Max Sauerlandt en su monografía
de 1921". No  lo contempla desde la playa o desde el barco, lo ve tal como el mar se vive así mismo desvinculado
de todo referente humano, como protoelemento divino eternamente en movimiento y cambiante que agota sus energías en su propia entidad y consumiéndose a sí mismo"


Nolde interiorizó el mar eternamente como infinito poder arquetípico." El vasto mar que brama y ruge se encuentra todavía en el estado de origen"
" En su transposición pictórica, este motivo le brinda posibilidades fuera de lo común, al emplear el color, en su rica variedad y su juego libre y fluido, como su principal medio de expresión"
  Frecuetemente Nolde opta por que la imagen cubra un área estrecha, la línea del horizonte es alta como una angosta franja de cielo y un primer plano de enorme y poderosas olas que se precipitan hacia el espectador."


"Esto lo recuerda él mismo cuando describe una travesía del estrecho de Kattegat con mar brava:
"Las aguas estaban revueltas,nuestra embarcación era pequeña. Mi mujer, Ada, estaba mareada en la cubierta, atada al mástil,...qué hermoso es el mar decía; !Qué hermoso y grandioso! exclamaba.
Yo me encontraba cerca de ella, agarrándome convulsivamente a la barandilla de la escalera, mirando maravillado y tambaleándome con el barco sobre las olas.
Tan intensamente se ha grabado ese día en mi memoria que años después pinté mis marinas sobre este modelo: las imágenes con verdes olas fieras y agitadas y solo en el borde superior un poco de
cielo amarillento. "
Del libro  "Emil Nolde, naturaleza y religión"

George Harrison. While my guitar gently weeps



Letra While My Guitar Gently Weeps de George Harrison original

I look at you all see the love there that's sleeping
While my guitar gently weeps
I look at the floor and I see it needs sweeping
Still my guitar gently weeps

I don't know why
Nobody told you, how to unfold your love
I don't know how, someone controlled you
They bought and sold you.

I look at the world and I notice it's turning
While my guitar gently weeps
With every mistake we must surely be learning
Still my guitar gently weeps

I don't know how you were diverted
You were perverted too
I don't know how you were inverted
No one alerted you.

I look at you all see the love there that's sleeping
While my guitar gently weeps
Look at you all...
Still my guitar gently weeps.

Tomas Tranströmer

"LOS RECUERDOS ME MIRAN

Una mañana de junio es muy temprano
Para despertar, pero tarde para dormir de nuevo.
Debo ir a la hierba que está llena
De recuerdos, que me siguen con la mirada.
No se ven, se mezclan completamente
Con el fondo, camaleones perfectos.
Tan cerca que los escucho respirar
A pesar que el canto de los pájaros es estridente. "


"ARCOS ROMANOS

En la grandiosa iglesia romana se aprietan los turistas
En la penumbra.
Cúpula abierta tras cúpula y sin panorámica.
Algunas llamas de cirios titilan.
Un ángel sin semblante me envolvió
Y me susurró a través de todo el cuerpo:
“No te avergüences de ser persona, ¡sé orgulloso!
Dentro de ti se abre cúpula tras cúpula infinitamente
Tú nunca estarás completo, y así es como debe ser.”
Yo estaba ciego de lágrimas
Y fui empujado a la soleada piazzan
Junto a Mr y Mrs Jones, Herr Tanaka y
Signora Sabatini
Y dentro de todos ellos se abrió cúpula tras cúpula infinitamente"

Deshielo a mediodia tomas transtrome

Aimé Césaire.

Superviviencia

"Te evoco
bananero patético que agitas mi desnudo corazón       
en el día salmodiante
te evoco
viejo hechicero de las montañas sordas por la noche
justamente la noche que precede a la última
y sus redobles de tedio golpeando en la poterna loca de las ciudades
enterradas
pero no es sino el preludio de las selvas en marcha sobre el cuello
sangrante del mundo
es mi odio singular
llevando a la deriva sus témpanos de hielo en el aliento de las
verdaderas llamas
dadme
ah dadme el ojo inmortal del ámbar
y sombras y tumbas de granito cuadriculado
pues la barrera ideal de los planos húmedos y de las hierbas
acuáticas
escucharán en las zonas verdes
los intérpretes de olvídos anudándose y desanudándose
y las raíces de la montaña
exaltando la estirpe real de los almendros de la esperanza
florecerán por los senderos de la carne
(la penuria de vivir pasando como una tempestad)
mientras que bajo el cartel del cielo
un fuego de oro sonreirá
al canto ardiente de las llamas de mi cuerpo"

                                        De "Las armas milagrosas", 1946

Emil Nolde.Mar y nubes



Nubes de verano (1913)

                                                                    Estado de ánimo de mar ligero

                                                                                mar oscuro (cielo verde)
                                                                       




                                                                                               mar azul y nubes rojas


                                                                                  la noche en el mar, los buques


Mar verde

Canciones de Otoño, Ernestina de Champourcin

ALMAS                              
                                              Para mi hermana Adolfina 
"Por qué mueves la hojarasca?
No la turbes, déjala.
Dulcemente la cobija                             
un sudario de cristal.

No busques, nada hermana,
lo que ha de venir, vendrá:
las flores en primavera
y en otoño el vendaval.

No atropelles el destino,
con bastante prisa va.
Has de ver tu alma desnuda
lo mismo que castañar.
                                                                                                        Foto de Luis Manuel Rodriguez
No mires las hojas secas,
el viento las borrará.
Piensa que todo se mueve
para volver a brotar."

 [...] 

"Esta vida profunda
que surge de las cosas
- olor a savia fresca
venida de lo ignoto-
se me revela plena
de extrañas sugerencias.
Guarda en remotos pliegues
la dulce flor secreta
de un pecho inexplorado,
la maravilla trémula
escondida en el sutil
desván de la conciencia.
Indolente y efímera
como ave de niebla
se retuerce en la llama,
es callada y violenta,
pero viene del alma
que las cosas encierran.

¡ Tenue alma sin forma,
invisible y pequeña,
traspasada de voces
que estremecen la nuestra!"

[...]

"Hoja blanca, de hoy, de siempre, de mañana.
Frutal de cada día, semilla fecundada
por un rayo de luz o una gota de agua.
La vida fluye abajo, arrastrándose vana.
Encima de mi frente, los divinos fantasmas
del sueño verdadero, los éxtasis del alma...
cicatrices de oro, que mi pluma va abriendo
sobre la hoja blanca" 

Los Primeros Jazmines. Rabindranaz Tagore

                                                                          Ilustración de Isabel Rojas
¡Estos jazmines, estos blancos jazmines!.. Parece que es la vez primera que se llenaron mis manos
de jazmines, de estos jazmines blancos.

  He amado después la luz del sol, el cielo y la tierra verde. He oído el cristal murmurante del río en lo oscuro de la medianoche. A la vuelta de un camino en soledad, la puesta de sol de otoño me ha salido al encuentro como una novia que abriera su velo para decirme que sí...

Pero mi memoria sigue todavía dulce de aquellos primeros jazmines blancos que tuve en mis manos de niño.
  ¡Cuanto día alegre en mi vida! ¡Cómo he reído con los felices las noches de fiesta! ¡Qué de canciones lentas canturreé a la lluvia en las mañanas grises! Y la guirnalda crepuscular de baculas ha adornado mi cuello, tejida por la mano del amor...

  Pero mi corazón está fragante aún de aquellos primeros jazmines frescos que llenaron mis manos de niño.
    ¡Estos jazmines, ay, estos blancos jazmines!"
                                          De el libro "La luna nueva", traduc.de Zenobia Camprubí y Juan Ramón Jiménez

NUBES Y OLAS. Rabindranaz Tagore

                                                                                              Ilustracion de Karin Taylor
                
" Madre, los que viven allá arriba en las nubes, me gritan:
"Oye, jugamos desde que empieza hasta que acaba el día;
jugamos con la aurora de oro y con la luna de plata!" Yo les pregunto: "Pero ¿cómo voy a subir
hasta donde estáis vosotros, tan alto?" Y me contestan: " Vente hasta el borde de la tierra, alza las manos
al cielo y te levantaremos con las nubes!" " Mi madre me está aguardando en casa! - digo yo-, ¿cómo podré dejarla y subir?" Y ellos se sonríen y pasa flotando....


  Pero yo sé un juego más bonito que ése, madre.Mira: yo seré la nube y tú serás la luna. Te taparé con mis dos manos y el techo será nuestro cielo azul.
  Los que viven en las ola me gritan: "¡ Cantamos desde el amanecer hasta la noche; vamos más y más allá siempre y no sabemos dónde vamos!" Yo les pregunto : "Pero ¿cómo podré irme tan lejos con vosotros?" Me responden : "Vente a la orilla del mar, aprieta bien los ojos, espera, y te arrastraremos con las olas!"
Yo les digo "Mi madre no quiere nunca que salga anochecido. ¿Cómo podré dejarla y huir?" Y ellos se sonríen y pasan bailando...


  Pero yo sé un juego mejor que ése, madre. Yo seré la ola y tú serás la playa desconocida. Me echaré a rodar y a rodar, y romperé riéndome en tu pecho. ¡ Y nadie sabrá en el mundo dónde estamos tú y yo!
           
                                 De el libro "La luna nueva", traduc.de Zenobia Camprubí y Juan Ramón Jiménez

Giuseppe Ungaretti. Silencio

" Conozco una ciudad                                                                                             Foto de Tony Hadley
que cada dia se llena  de sol                                                                
y todo es atrapado entonces por un éxtasis          

Me fui una tarde

En el corazón perduraba el canto
de las cigarras.

Desde el buque
barnizado de blanco
he visto
mi ciudad desaparecer
dejando
un poco de tiempo
un abrazo de lamparillas en el aire turbio
suspendido"

En el prólogo, Miguel Galanes dice: 
"Tal vez estas palabras, que Jorge Guillén le dedica, nos ayuden a entrar, como partícipes y cómplices, en su mundo poético, de igual modo que paseamos por nuestras interioridades: " La poesía de Ungaretti se impone como una   evidencia:                                                                                                        
irradiación opuesta a este término tan antipático que es el "hermetismo", si eso es verdad, cada poesía está abierta, y no cerrada, a todos los vientos del espíritu y del mundo; y la poesía de Ungaretti siempre me ha comunicado una frescura de aire libre, una luz desmesurada y la persuasión de una voz conmovida y conmovedora"

Del libro "Vida de un hombre",

Poesia .desde Vangelis




I
Leve

Se extiende el sonido,

Suave

Viaja nadando,

Haciendo paso acaricia

Breve

El oído

llena espacios

Hasta el confín desconocido.

Límite

Que conoce olvido

Aire

Sostenido

Frágil cadencia

Subyace

Al instrumento creado.

II
Música
Estrella primera

Envuelta

Resuelta al día

Mar

Sencilla alegría

Agasaja

Esfera- como mundo-

Al alma.

 
Calla

Habla

Escucha

Agua que empapa,

Sacia

Oír

El sonido.













August Macke. Acuarelas



















Anochecer. Jorge Guillén

"Se yergue una palmera,
eje central de nuestra perspectiva
con el cielo por fondo,
materia inmaterial que se transforma
sin cesar en matices no gritados,
rosa, gris, violeta de un instante
como yo, como todo-fugitivo."
                       Jorge Guillén


Félix Bonfils Antinoe Sheikh Abaddehs Palm Tree (Egypt) ca 1867-1876 Painting

  Foto de John ShawSmith  
                                                                        Irish (1811-1873)

Aureliano Beruete. Rio Manzanares

Qué distinto es el Manzanares del pintor Beruete al de nuestros días

                                                 Lavaderos de Manzanares. 1904

"Quizá ningún pintor plasmó mejor en sus lienzos los alrededores de Madrid capital que Beruete. El artista ejecutó sus inconfundibles vistas de la ciudad, casi siempre en perspectivas lejanas, que tomaba, habitualmente de la Casa de Campo o el Río Manzanares, con la línea esquemática esbozada de sus arquitecturas recortada en el cielo, en las que se puede disitinguir el Palacio Real, La Almudena y San Francisco El Grande, con sus cúpulas apuntadas o redondeadas."


Vista de Madrid desde la pradera de San Isidro

                                                        Madrid

"Beruete pintó hermosamente estos paisajes madrileños, con la limpidez azul celeste de sus cielos despejados, o moteados de nubes blancas o grisáceas, que dibujaba, agrupadas, desvanecidas o difuminadas, en el bellos "esfumato" de color sonrosados o asalmonados, sobre la amplia bóveda del firmamento."

El Manzanares bajo el puente de los Franceses. 1906


                                             Madrid nevado

La pradera de San Isidro
Madrid y sus lugares fueron un tema primordial en Beruete, que plasmó en cuadros no muy grandes, apaisados, con pincelada suelta, larga,ágil y desdibujadas de su "impresionismo" hispano, dejando plasmado para siempre el Madrid decimonónico, monumental, castizo , elegante y señorial"

Del libro "Historia del Arte universal s. xix y xx " de Ana Preckler

Michael Kenna

Lo que muestra Kenna no es lo que ha visto ni lo que nosotros podríamos ver in situ. Aprovechando momentos en principio poco propicios para la fotografía -el alba, el crepúsculo, la noche- y recurriendo a tiempos de exposición muy prolongados -desde unos segundos hasta horas-, Kenna se las ingenia para que la película registre fenómenos imperceptibles a simple vista: las nubes se extienden hasta el infinito, las estrellas trazan estelas en el cielo, la superficie del agua adquiere una opacidad láctea… Así, sus imágenes no son paisajes en sí, sino más bien impresiones, un paisaje sentido, de ahí que su visión sea decididamente romántica.”
(Alain D’Hooghe)









Aqui su web

Poema Casida De La Rosa de Federico García Lorca

"La rosa
no buscaba la aurora:
Casi eterna en su ramo
buscaba otra cosa.
La rosa
no buscaba ni ciencia ni sombra:
Confín de carne y sueño
buscaba otra cosa.

La rosa
no buscaba la rosa:
Inmóvil por el cielo
¡buscaba otra cosa!"

Palmera. Lanzarote

Foto Pepa 2011


Poema ELEJÍAS LAMENTABLES, de Juan Ramón Jiménez

"¡Infancia! ¡Campo verde, campanario, palmera,

Mirador de colores: sol, vaga mariposa

Que colgabas a la tarde de primavera,

En el cenit azul, una caricia rosa!

5- ¡Jardín cerrado, en donde un pájaro cantaba,

Por el verdor teñido de melodiosos oros;

Brisa suave y fresca, en la que me llegaba
La música lejana de la plaza de toros!

…Antes de la amargura sin nombre del fracaso

10-Que engalanó de luto mi corazón doliente,

Ruiseñor niño, amé, en la tarde de raso,

El silencio de todos o la voz de la fuente."

De Amaneceres. Juan Ramón Jiménez

"Brisas primaverales
embriagan mi estancia                                
de una áspera fragancia
de hojas verdes, con agua, de rosales.

Aún no da el sol en el papel, escrito
con mano firme y pura,
mientras el noble corazón contrito
trocaba, blando, su amargura
en dulzura...

¡Qué paz y qué ventura!
Amanece, riendo, en lo infinito.

  La fronda, ya despierta
y plena de la tropa cristalina                                               Foto Pepa, mirador de siete pilillas
que engarza el alba en su gorjear bendito,
dora su claridad, que aún sueña, oscura;
¡viva esperanza cierta
en que la duda, fúnebre, perdura,
se va a colgar de una expresión divina!...

Canta la codorniz, fresca, allá abajo...
Viene un gorrión a la ventana abierta...
Pienso en Dios...
                          Y trabajo"

                          De Juan Ramón Jiménez

Jazmines II

                                          Cuadro de Juan diego Ortiz García

Difícil anhelo tiene el jazmín
sobrevivir en la helada
noche.

Difícil anhelo encumbrarse
-cual escalador-
en la súbita luz de la noche.

Difícil anhelo es que quieras
mantener tus hojas
y renombrar  tus partes únicas
en mis ojos y así reconocer
tu existencia junto a la mia

De lejana viene tu presencia
a mis manos,
del lejano oriente vienes
para quedarte sobre nuestros campos
y anhelos.

Sole Giménez,"Volver a encontrar la ilusión de vivir"

Clara Janés

La boca de la verdad

"Cae la tarde
y un rayo de sol
se acerca a tus labios
para comprobar una certeza
y traspasar con luz
oscuros presagios.

Pasan pájaros en desbandada                                
durante horas
formando dibujos contrapuestos,
y enloquecen las copas de los árboles
que temen la llegada de la noche.


La llama de la vestal se apaga.
El río vacila en su curso
mientras saltan ya los mares
por encima de los montes,
flotan cadáveres por todas las orillas
y los volcanes estallan
borrando con su ceniza
la orientación de la muerte.


Se intensifica el ocaso
e insiste el rayo en su avance.


Tu boca muda
no tiene palabras,
silenciosa
sangra. "

Giulio Caccini - Ave Maria (Inessa Galante)

Emil Nolde. Acuarelas

















 

Design in CSS by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine
Blogger Template created by Deluxe Templates